trastronos de la alimentación

La conducta alimentaria y la autoestima

Confiar en nosotros mismos: Es importante actuar siempre de acuerdo a lo que pensamos y sentimos, sin preocuparnos excesivamente por la aprobación de los demás. Esforzarnos para mejorar: Una buena forma de mejorar nuestra autoestima.

La idealización en el tratamiento

Por otro lado, las personas que padecen algún Trastorno Alimentario y reciben tratamiento, suelen pensar que las van a “arreglar” de alguna manera para volver a desenvolverse en sus núcleos familiares y sociales.

La anorexia y la bulimia

¿Que pasa cuando las o los pacientes parece que no avanzan en sus tratamientos a pesar de todos los esfuerzos? Los pacientes, así como sus familias, deben estar preparadas, para atravesar por momentos donde pareciera que el tratamiento y todos los esfuerzos realizados son insuficientes.

La comida como sanación emocional

La comida en la sociedad actual, juega un rol en muchos aspectos de la vida. Por ejemplo, se festeja con comida en alguna celebración importante como un cumpleaños, o se utiliza la comida a modo de convivencia en general con amigos y familiares y así la comida se va convirtiendo en un foco importante dentro de la socialización del ser humano.

Trastorno de alimentación

En años recientes hemos sido testigos del incremento de múltiples patologías en el ámbito de la salud mental, uno de estos compromete a un comportamiento vital para nosotros “alimentarnos”.

La imagen corporal positiva

La imagen corporal negativa juega un papel central en el desarrollo de un trastorno de la conducta alimentaria, ya que favorece el que se empiecen a tener actitudes y conductas anómalas hacia el cuerpo, el peso y la comida.

¿El trastorno alimentario se cura?

En el trastorno alimentario, existen varios temas que generan preocupación, dudas e incertidumbre a las/los pacientes y a sus familias, cuando viven la experiencia de enfrentar la problemática relacionada al trastorno alimentario.

La ortorexia y la comida sana

La ortorexia es una enfermedad de moda en muchos países, y que no es más que un trastorno alimenticio (al igual que anorexia y bulimia) en el que hay obsesión por comer sólo alimentos sanos. Aunque parezca paradójico, esta manía puede rozar el peligro si excede los límites de la cordura.

La bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa es una enfermedad que se caracteriza por episodios repetidos de ingesta desproporcionada de alimentos y por una preocupación excesiva por el control del peso corporal, lo que lleva al enfermo a adoptar medidas extremas para compensar el aumento de peso.

La obesidad y la ayuda psicológica

La obesidad es una enfermedad que produce severos problemas psicológicos en la persona que la padece. Además de los riesgos causados por las enfermedades asociadas, la obesidad es una enfermedad que produce severos problemas psicológicos en la persona que la padece. A medida que se va perdiendo la línea y cuanto más lejos se está del peso saludable y “socialmente aceptado”, el paciente con obesidad comienza a mostrar algunos signos de malestar.