Frutas de primavera

Los alimentos para esta primavera

La llegada de la primavera es para muchos la puerta al verano también lo es para nuestra alimentación.  a partir de abril las comidas comienzan a llenarse de colores y de sabores. en las tiendas comienzan a verse más frutas y verduras frescas como las espinacas,  las judías verdes las cerezas o los nísperos.

Estos cambios no solo se notan en los platos sino que en el organismo también se ve beneficiado ya que los alimentos de temporada también aportan una gran cantidad de vitaminas y nutrientes que sirven como protección natural frente a futuros resfriados.

Aunque con eso cada vez que consumimos cualquier tipo de fruta y verdura a lo largo del año los alimentos que solamente podemos encontrar frescos en otras tiendas por primavera son los frutos de hueso como las cerezas los nísperos los albaricoques,  entre otros estas frutas tienen una multitud de beneficios Con su inclusión en la dieta diaria ya que son una de las fuentes principales del betacaroteno.

Este nutriente es un protector natural de nuestra piel por eso los expertos en nutrición recomiendan consumir este tipo  de frutas durante todo el día no solo no solo durante las comidas más copiosas cómo pueden ser los las comidas hola cenas las frutas de hueso se pueden incluir en la dieta de diversas maneras cómo pueden ser las ensaladas o simplemente las podemos comer con una porción de pan para merendar.

Por lo que respecta a la verdura de primavera abundan las de hojas como las espinacas, los canónigos  o las legumbres como las  judías verdes o las habas. Las verduras con un color verde más intenso indican que tienen un nivel más alto de hierro y por tanto pueden aportar de manera natural más defensas al organismo para prevenir los constipados, además este tipo de alimentos tienen una gran cantidad de ácido fólico nutriente beneficioso para el corazón y esencial para las dietas de los niños, embarazadas y personas mayores.

Por lo que respecta a las legumbres de primavera las judías verdes destacan por ser un alimento que contiene pocas calorías y resultan una fuente de fibra y que además poseen gran variedad de vitaminas y minerales.

La fibra y los antioxidantes presentes en la judía la convierten en un alimento para prevenir el envejecimiento por otra parte las habas son una de las legumbres más sabrosas y llenas de nutrientes vitaminas y minerales con un alto contenido de antioxidantes.

No obstante según la manera como las cocinemos el organismos se beneficia más o menos de sus nutrientes las verduras de hoja como las espinacas o las ensaladas pueden servir se pueden servir crudas pero otras como la judía verde o las acelgas al vapor conservan mejor sus nutrientes hay que recordar que la primavera es la época ideal para preparar todo tipo de ensaladas.

las podemos preparar con hojas frescas de espinacas también podemos agregar frutos o frutas como el albaricoque qué aportan un plus de nutrientes en nuestra dieta las frutas y verduras de primavera no solo aportan una variedad de alimentos a la dieta sino que conservan mejor sus propiedades naturales y de esta manera resultan más fáciles de digerir.

Todo esto se debe al hecho de que no han pasado ningún tipo de proceso de conservación como ahora el almacenaje en cámaras refrigerantes para que se pueden comerciar durante todo el año hay que tener en cuenta que se han cambiado los hábitos de consumo y poco a poco se va perdiendo la compra de verduras y frutas de temporada.

Por tanto aunque actualmente las tiendas tienen en sus mostradores todo tipo de alimentos a lo largo del año los expertos recomiendan consumir de manera responsable y saludable el consumo de alimentos de temporada y de proximidad ya que es básico no solo por los beneficios que puede aportar a nuestra dieta diaria sino porque resulta una manera de consumo responsable y de cuidar el medio ambiente.

lo que hay que saber

los beneficios de la fruta de hueso

Las frutas como el albaricoque, Las ciruelas contienen betacaroteno nutriente esencial para proteger de manera natural la piel y las mucosas del cuerpo como la boca o la nariz.

Verduras de hoja verde

Las verduras de hoja verde como los las espinacas, Las acelgas o los canónigos contienen un nivel alto de ácido fólico una vitamina necesaria en la dieta de las embarazadas.

Consumir los alimentos crudos

La cocción de los alimentos supone la pérdida de la mayoría de las vitaminas naturales de las verduras por eso se recomienda ingerir las crudas en las ensaladas o cogerlas al vapor.

Ingesta excesiva de frutas dulces

La ingesta en abundancia de frutos con un alto nivel de azúcar cómo pueden ser las  cerezas puede suponer una ingesta mayor de calorías que las indicadas para tener una dieta equilibrada.

Autor entrada: Sabiens

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *