La espiritualidad del ser humano

El ser humano siempre ha buscado la espiritualidad como método para dar una explicación lógica a las cosas que ocurren en el mundo y su vida, también para dar respuestas a cosas que no la tienen. ¿De dónde venimos? ¿Por qué somos cómo somos? ¿Por qué no nos hace feliz nuestras vidas? ¿Por qué nos sentimos mal?

La espiritualidad del ser humano.

El ser humano siempre ha buscado la espiritualidad como método para dar una explicación lógica a las cosas que ocurren en el mundo y su vida, también para dar respuestas a cosas que no la tienen. ¿De dónde venimos? ¿Por qué somos cómo somos? ¿Por qué no nos hace feliz nuestras vidas? ¿Por qué nos sentimos mal?

Todas estas preguntas pretenden ser resueltas con la espiritualidad. Así que desde que el ser humano tiene vida ha existido la espiritualidad del ser humano, tanto divina como interior.

El ser humano vive una vida llena de experiencias y problemas complejos que por si solo es difícil que pueda afrontar. Por eso buscas la espiritualidad, porque para ti es una especie de guía que te calma y ayuda.

Es la diferencia entre vivir calmado y en paz o vivir atormentado preguntándote: ¿Por qué?

Espiritualidad del ser humano Divina

Años atrás, desde que el ser humano tiene inteligencia ha existido la espiritualidad divina. Normalmente siempre han sido aprovechados que viendo que la gente buscaba respuestas aprovechaban para inventarse falsos Dioses para así calmar la angustia de las personas y de paso lucrarse o dominar a las personas.

Cuando una persona llegaba y preguntaba: ¿Por qué se ha muerto mi hijo? El chaman de turno le decía que el Dios del fuego se lo ha llevado y qué ahora vive en paz con nosotros. La espiritualidad del ser humano divina cumple dos funciones básicas. La primera es calmar nuestro dolor y hacernos pensar que nuestros seres muertos siguen vivos y felices en algún lugar. La segunda es calmarnos a nosotros del dolor que nos produce el saber que moriremos algún día.

Para un ser humano como tú es imposible admitir que cuando morimos no hay nada más, ahí se acaba, así que aquí entra en juego la espiritualidad divina.

Sin embargo, debido a los avances de la ciencia y el aumento de longevidad y riqueza del ser humano hacen que cada vez se crean menos este tipo de espiritualidad y cada vez, sobretodo en Europa se extiende más la des-espiritualización divina. Esto es debida a una buena calidad de vida y alta longevidad.

Al no vivir rodeados de problemas graves pueden olvidarse estas preguntas, en cambio las regiones más pobres y devastadas para no torturarse tienen que aferrarse a esta espiritualidad del ser humano divina.

Espiritualidad del ser humano Interior

La espiritualidad interior es una nueva evolución de la espiritualidad y es porque, conforme se ha modernizado la sociedad han surgido otros nuevos problemas que solamente pueden ser calmados con la espiritualidad interior.

La espiritualidad interior es aquella que busca en el ser humano la mejor forma de vivir en paz consigo mismo y normalmente con los demás.

La principal corriente de espiritualidad interior proviene de Asia en modo de enseñanzas de lucha, religión y otros métodos. En la lucha tendríamos Ai Kido, en religión El Budismo, que no solo se centra en el más allá (la reencarnación) sino que presta especial importancia en como la gente vive consigo misma y con los demás. En otros métodos tendríamos el Yoga. Y hay otras mil metodologías de espiritualidad interior que provienen de Asia.

Sin embargo la espiritualidad del ser humano interior ha sido normalmente cogida de forma errónea. Dado que hay personas que llevan niveles de vida muy estresantes y contaminantes al final terminan tan hartos que en vez de ver la culpa en si mismos culpan a la sociedad y todo lo que les rodea convirtiéndose en radicales y cambiando completamente su forma de vivir, de 0 a 100.

Como debe ser la espiritualidad del ser humano

El ser humano vive en la sociedad de la información. Ahora tenemos más derechos e inteligencia que nunca. Hace 5000 años venía un tipo con un bastón y podía engañar a más de 10.000 personas inventándose un falso dios del viento, amenazando de que si no hacían donativos propagaría enfermedades mortales.

El desconocimiento en esa época era tan grande que muchos picaban, hoy en día es más difícil que eso pase y por lo tanto, sobretodo gracias a internet, la espiritualidad interior es la que está triunfando y la que se vuelve cada vez más positiva y responsable.

Para tener una excelente vida y ser feliz jamás debes coger aquella espiritualidad que te dice que cambies radicalmente tu vida y menos que te obligue a hacer cosas raras o que tú no quieres hacer. Tú vida no se volverá mejor por ser vegetariano, pero ciertas corrientes espirituales así lo creen. Tampoco se volverá mejor porque dejes tu trabajo y vayas en túnica todo el día meditando y leyendo espiritual oriental.

La verdadera espiritualidad del ser humano es aquella que te permite tener una vida sana y feliz con tu ritmo de vida actual. Aquella que te motiva para mejorar. Y el primer paso es deshacerte de la idea de que la espiritualidad es una iluminación explosiva que te enseña cosas sorprendentes y te hace cambiar del día a la mañana.

El principal problema del ser humano es su propio egoísmo y el ser excesivamente dependiente de su ego. Mentir para alardear y llevar una vida que no quieres llevar solamente porque es lo correcto o porque quieres que los demás crean que tu vida es perfecta. La espiritualidad del ser humano más poderosa llega de ser capaz de controlar tu ego, de sobreponerte a la presión social y vivir la vida que realmente quieres.

Si por ejemplo por el solo hecho de practicar cualquier tipo de espiritualidad ya te crees que eres mejor que los demás, tienes un problema muy grande con tu ego que te impide ser espiritual de verdad.

No es cuestión de dejar tu trabajo y todo para empezar de cero. Hay veces en que realmente te hace falta eso pero en realidad ocurre pocas veces. La mayoría de las veces los problemas que te corroen por dentro se solucionan con unos cuantos arreglos en tu vida y cambiar la forma en como ves el mundo.

Es normal que alguien que solo persigue el dinero fácil se sienta vacío y miserable a la larga y sea incapaz de dormirse cada noche sin sentir que le falta algo. Para esa persona la solución no es tirarlo todo por la borda sino pararse a pensar por tan solo un segundo que si haciendo algo que le gusta más, aunque no le diera tanto dinero, si le haría más feliz.

Esa pregunta me la hice yo al crear Verdadera Seducción. Conozco miles de emprendedores que su único fin es ganar un montón de dinero para luego tener tiempo libre y hacer lo que más les gusta. ¿No es más inteligente hacer de lo que más te gusta tu sustento para vivir?

La espiritualidad del ser humano es aquella optimizada y que te permitirá vivir tu vida de la mejor manera, con plena felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.