¿El trastorno alimentario se cura?

En el trastorno alimentario, existen varios temas que generan preocupación, dudas e incertidumbre a las/los pacientes y a sus familias, cuando viven la experiencia de enfrentar la problemática relacionada al trastorno alimentario.

Trastorno alimentario.

¿El trastorno alimentario se cura?

El trastorno alimentario

En el trastorno alimentario, existen varios temas que generan preocupación, dudas e incertidumbre a las/los pacientes y a sus familias, cuando viven la experiencia de enfrentar la problemática relacionada al trastorno alimentario y por esta razón se ven en la necesidad de recibir un tratamiento para la atención de este padecimiento, un tema central en el proceso de recuperación de las pacientes, es el de la evolución y pronóstico del trastorno.

En este sentido, algunas de las preguntas frecuentes son: ¿Cuánto va a durar el tratamiento?, ¿Después de cuántos meses van a ver cambios en sus hijas?, ¿En cuánto tiempo se van a recuperar? y una pregunta que genera una gran inquietud es, ¿Si el padecimiento algún día remite o en otras palabras, si algún día llega el momento en que la enfermedad desaparece o se cura?

Todas estas preguntas es evidente que son muy congruentes y legítimas, ya que de alguna manera las pacientes y sus familias requieren de esta información para construir determinadas expectativas acerca de la evolución del tratamiento a corto y largo plazo, pero sucede que al estar muy enfocados en el tiempo y en suponer que las ideas y conductas que forman parte de la sintomatología del padecimiento, van a desaparecer, o más aun, que tienen que erradicarse totalmente, lo que se produce es un alto grado de ansiedad y presión que afecta a la paciente, a las familias y al equipo multidiciplinario a cargo del tratamiento.

Una idea que puede ser útil para combatir las presiones y así poder mirar y actuar de manera diferente, es pensar primeramente en que los tratamientos para este tipo de padecimientos son largos, que se requiere al menos de un año para observar cambios significativos, además en las primera etapas de la intervención.

Uno de los objetivos del tratamiento está dirigido a ir disminuyendo progresivamente el poder de la enfermedad, propiciando que las/ los pacientes recuperen el deseo de vivir, que se interesen en retomar sus proyectos y que puedan ir construyendo un estilo de vida saludable, en el más amplio sentido de la palabra, donde progresivamente sea menor la presencia de ideas y conductas referentes a los temores a la comida y a los miedos a engordar y en su lugar vayan habitando otras ideas, otros deseos, otras metas, otros dilemas y de esta manera sea la paciente la que vaya recuperando el control de su salud, de su bienestar, de su  vida y que deje de estar atrapada y sometida por el trastorno alimentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la Política de privacidad