Disfunciones sexuales.

Las disfunciones sexuales

Los problemas o disfunciones sexuales son aquellos que impiden que la persona puedan llevar una vida sexual con cierta normalidad. Existen 3 tipos de problemas sexuales que se clasifican en los libros de medicina como problemas de tipo psicológico: los trastornos de identidad de género, parafilias y las disfunciones sexuales.

Trastornos de identidad de género
Un trastorno de identidad de género es el deseo de tener el sexo opuesto o la impresión de estar atrapado en un cuerpo del otro sexo. Nos referimos a estas personas como transexuales.

Parafilias
Las parafilias son las necesidades persistentes y recurrentes de hacer actos sexuales utilizando objetos y un comportamiento sexual considerado como extraño y a veces dañino. Las parafilias incluyes el exhibicionismo, voyerismo, sexo con animales y desgraciadamente sexo con niños.

Disfunciones Sexuales
Las disfunciones sexuales son todos los problemas que impiden que la persona pueda acarrear el acto sexual con normalidad. Se conocen nueve tipos de disfunciones sexuales.
Deseo sexual inhibido: El deseo sexual inhibido se refiere al bajo nivel de interés sexual, en el cual una persona no comenzará ni responderá al deseo de actividad sexual en la pareja.

Aversión sexual: El trastorno de aversión sexual es una conducta persistente de miedo, asco, repulsión, evasión, ansiedad o disgusto de cualquier conducta sexual, en ocasiones, ante el solo pensamiento de esta. Esta disfunción sexual se da con mucha más frecuencia en mujeres y ocasionalmente en varones.

Trastorno de la excitación sexual femenina: Se considera como resultado de la incapacidad persistente o recurrente para la obtención y mantenimiento de las respuestas de lubricación y tumescencia de la fase de excitación hasta la finalización de la actividad sexual.

Disfunción eréctil: La disfunción eréctil es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria.

Eyaculación precoz: La eyaculación precoz es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio; por tanto, es un trastorno de la fase del orgasmo durante la relación sexual.

Eyaculación retardada: Llamado Trastorno orgásmico masculino, es la incapacidad o dificultad para un hombre de llegar al orgasmo o a la eyaculación después de unaexcitación y duración sexual normal.

Anorgasmia: Llamado Trastorno orgásmico femenino, es la ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal.

Vaginismo: El vaginismo es la imposibilidad de realizar el acto sexual, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina.

Dispareunia: La dispareunia o coitalgia es la relación sexual dolorosa tanto en mujeres como en hombres. Abarca desde la irritación vaginal postcoital hasta un profundo dolor. Se define como dolor o molestia antes, después o durante la relación sexual.

Se hace imprescindible por tanto que los jóvenes reciban educación sexual temprana, con el propósito de que conozcan sus cuerpos, su anatomía, su fisiología, su reproducción, menstruación, métodos anticonceptivos; diferencia entre sexo y sexualidad; erotismo y pornografía, y todo lo relativo a la sexualidad La Organización Mundial de la Salud OMS, define la Adolescencia como: “El Periodo de la Vida en el cual el individuo adquiere la capacidad reproductiva, transita los patrones psicológicos de la niñez a la adultez y consolida la independencia socio-económica”.

Este Periodo de la vida es considerado libre de problemas de salud, pero; no así en salud reproductiva, en razón de que se incrementa geométricamente la actividad sexual durante este período, provocando un porcentaje cada vez mayor de embarazos adolescentes; el cual es considerado de alto riesgo, para la vida de la madre y del no nacido.

Si dividiéramos la adolescencia en tres etapas: temprana desde los 10 a los 13 años; media desde los 14 a los 17 años; y tardía desde los 18 a los 21 años; Observaríamos que en la primera, grandes cambios anatómicos: en el varón agradamiento del escroto y los testículos; crecimiento del vello pùbico y corporal, alargamiento del pene y aumento de su diámetro, cambios en el timbre de la voz, ensanchamiento de la cintura escapular, y otros, en la mujer aumento del tamaño de los senos, pezón y areola, aparición del vello pùbico, máximo crecimiento físico, y otros.

Funcionales como la menarquía en la hembra, que nos indica la madurez de los ovarios y del útero, secreción de las hormonas femeninas; y la toraquia en el varón, que nos indica maduración de los órganos internos como son la próstata y las vesículas seminales; cambios en el componente psicológico, como son la perdida del interés hacia los padres e incremento de este hacia las amistades, con personas del mismo sexo; aumento de las habilidades cognitivas y sus fantasías; descontrol de los impulsos, metas vocacionales inverosímiles e irreales; excesiva preocupación por los cambios físicos e incertidumbre por la apariencia. Algunos obtienen su primera experiencia sexual, y se asumen como activos sexuales.

La segunda etapa, Constituye la más transformadora, complementa su crecimiento y desarrollo somático; mantiene la máxima relación con sus pares con quienes comparte valores propios, y los conflictos con sus padres; es la etapa en la que la mayoría inicia su actividad sexual. Se sienten invulnerables, asumen conductas omnipotentes y generadoras de conflictos. Se muestran muy preocupados por la apariencia física pretendiendo poseer el cuerpo más atractivo, y se muestran fascinados por la moda.

La tercera etapa adolece casi en su totalmente de cambios corporales físicos evidentes, y el adolescente acepta su imagen corporal; se acerca nuevamente a los padres, y sus valores presentan perspectivas más adultas; le adjudican una mayor importancia a las relaciones íntimas; le quitan jerarquía a los pares y desarrollan sus propios sistemas de valores, con metas vocacionales reales y verosímiles.

Indudablemente que estas características por etapas, dependen de variaciones personales e individuales, y sobre todo de la cultura; no deben ser tomadas como fijas, pero; Los adolescentes embarazados continuarán comportándose según el momento de la vida que transitan, sin madurar a etapas posteriores por el simple hecho de estar en esta delicada situación.

Por todas esas razones, es sumamente importante que la educación sexual comience en la edad temprana, y de forma natural; cuando los niños pequeños hagan preguntas sobre su cuerpo y su funcionamiento, los padres deberían responderles honestamente, teniendo en cuenta, el nivel de madurez de sus hijos y su capacidad de comprensión. Durante el período pre-puberal, los niños necesitan saber sobre la menstruación, porque las jóvenes sexualmente activas pueden quedar embarazadas antes de empezar a menstruar; ocasionalmente la ovulación puede producirse justo antes que la niña tenga su primer período; esto significa que puede ser fértil y quedar embarazada incluso sin haber menstruado.

No es necesario esperar que los niños y niñas lleguen a la Pubertad, para conocer, su cuerpo y como funciona; por ser sexuados, la educación sexual debe ser en este aspecto un proceso continuo, desde el mismo nacimiento hasta la muerte.

Autor entrada: Sabiens

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *