Coma una dieta sana y equilibrada

El cuerpo necesita alimentos para funcionar bien, para esto es aconsejable variar los alimentos en cantidades razonables (consumir frutas, verduras, azúcares, grasas, legumbres,

Dieta sana

Variar la alimentación para funcionar bien

El cuerpo necesita alimentos para funcionar bien, para esto es aconsejable variar los alimentos en cantidades razonables (consumir frutas, verduras, azúcares, grasas, legumbres, productos lácteos, carne, huevos). , peces, etc.) El agua también es muy importante para el buen funcionamiento del cuerpo. Otras bebidas, como café, té, jugos de frutas, también se pueden beber moderadamente.

Además, se sabe que ciertos alimentos son beneficiosos para la inteligencia, la memoria y la concentración (pescado, todas las frutas y verduras, o ciertos complementos alimenticios como el trigo, la avena, el centeno, el sésamo, etc.) . Por otro lado, es mejor evitar el consumo excesivo. grasas saturadas (carnes frías, lácteos enteros, queso, mantequilla) y carnes rojas.

La alimentación es una función vital que proporciona los elementos nutricionales esenciales para una buena salud física, psicológica y emocional.

La comida también es una práctica social, familiar y cultural que le permite tener lugar en su entorno familiar y social (comidas familiares, comidas fuera de casa, tradiciones y festivales religiosos).

Prevenir las enfermedades

Finalmente, la nutrición juega un papel preventivo en la aparición o el desarrollo de ciertas enfermedades como la obesidad, la diabetes, la presión arterial alta o incluso las enfermedades cardiovasculares, cuando es demasiado rica, demasiado grasa o muy dulce Es importante tratar de mantener un peso estable, lo que demuestra una dieta equilibrada.

Las 3 comidas al día (mañana, mediodía y tarde) permiten a la persona mantener un ritmo alimentario y un equilibrio de salud a largo plazo, necesarios para un estado mental sano y armonioso.

Los alimentos deben adaptarse individualmente porque las necesidades calóricas varían según las personas, según su edad, peso, sexo (femenino o masculino), su gasto energético y su actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *