Albert Ribera – Pablo Iglesias

No sé, ha sido ver la cara de Albert Rivera en la pantalla de mi televisor y ese conocido olor que me encanta desde niño ha cruzado la habitación.

Albert Ribera - Pablo Iglesias.
No sé, ha sido ver la cara de Albert Rivera en la pantalla de mi televisor y ese conocido olor que me encanta desde niño ha cruzado la habitación.
Lo que me jode de todo esto es que en poco tiempo volveremos al bipartidismo porque ni los de Rivera ni los de Pablo están a la altura.
Y mira que me jode verme a mí mismo, digamos dentro un año, con una goma atada al brazo suplicando “¡¡sí, dame más de esa vieja política!!”
Al menos a los de siempre los conocíamos, pero estos, que lo mismo te reciclan una vieja camisa falangista que te convierten a Kropotkin en socialdemócrata de toda la vida, nos han sorprendido para peor.
El cargo por el cargo, no ya como medio para trincar, sino como fin en sí mismo. ¿A que no imaginaban este desenlace?
En fin… Vamos a por las terceras y, veremos como acaba la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.