Adicción a ejercicios físicos

El ejercicio es un ejemplo de algo que a primera vista puede parecer muy bueno para nuestra salud, aunque se lleva a extremos. Sin embargo la adicción a ejercicios físicos y la fijación extrema en la aptitud física es un comportamiento compulsivo…

Ejercicios físicos.

Adicción a los ejercicios físicos

El ejercicio es un ejemplo de algo que a primera vista puede parecer muy bueno para nuestra salud, aunque se lleva a extremos. Sin embargo la adicción a ejercicios físicos y la fijación extrema en la aptitud física es un comportamiento compulsivo que puede ser muy difícil de parar sin un tratamiento adecuado.

Una persona que es una adicta a los ejercicios es muy involucrada en la actividad física. No es una cuestión de tratar de alcanzar un cierto nivel de condición física. Si un adicto ejercicio es incapaz de hacer ejercicios durante un tiempo, trabaja aún más cuando tiene la oportunidad de hacerlo.

Signos de la adicción a ejercicios físicos

  • Los signos de que tú o alguien que tú quieres puede ser un adicto a los ejercicios son los siguientes:
  • Elegir hacer ejercicios en vez de pasar tiempo con amigos y / o familiares, siempre
  • Hacer ejercicios compulsivamente, como ejercer durante muchas horas por la noche
  • Hacer ejercicios, incluso cuando está enfermo o cansado
  • Sentirse culpable cuando no puede hacer ejercicios
  • Mantener registros muy detallados de los entrenamientos
  • Mantenerse alejado de la escuela o el trabajo debido el ejercicio
  • Síntomas de abstinencia cuando no puede ejercer
  • Lesión frecuente por sobre ejercitarse

Las causas de la adicción a ejercicios físicos

Uno de los efectos positivos de la práctica de ejercicios es la liberación de endorfinas. Estas hormonas dan una sensación de euforia después de hacer ejercicio. El adicto a ejercicios desarrolla el hábito de continuar ejerciendo en exceso en un intento de sentirse así. Con el tiempo, aumenta la duración y la intensidad de su entrenamiento para lograr tener esta sensación.

El ejercicio también ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad, y es posible que el adicto se vuelva hacia el ejercicio físico para hacer frente a las tensiones de la vida cotidiana. Si una persona está utilizando el ejercicio como una forma de evitar hacer frente a los problemas o situaciones difíciles, entonces puede ser un adicto.

Consecuencias de la adicción a ejercicios físicos

Hacer ejercicios en exceso puede dar lugar a varias consecuencias para el adicto, incluyendo:

  • Ansiedad
  • Disminución de la producción de testosterona en los hombres
  • Dificultad para relajarse
  • Fatiga
  • Dolores musculares
  • Problemas en las relaciones personales
  • Ayuda y tratamiento para la adicción a ejercicios físicos

¿Cómo se diagnostica la adicción a ejercicios?

La adicción a ejercicios no es siempre fácil de diagnosticar. La mayoría de los adictos al ejercicio no ven nada malo en su conducta y no buscan cambiarse.

El aumento de la obsesión con la condición física y la disminución de las actividades sociales comúnmente indican un problema de adicción al ejercicio. El médico puede pedirle al adicto a tener un diario de sus rutinas de ejercicios y actividades sociales para determinar es adicto.

Cuando estás listo obtener ayuda para la adicción al ejercicio, lo más recomendable es hablar con un psicólogo o un psiquiatra para descubrir y tratar la raíz del problema. Tu médico te puede referir a alguien calificado para ayudarte a dejar de utilizar el ejercicio de una manera inapropiada. El objetivo del tratamiento es ayudar al adicto a aprender cómo hacer ejercicio suficiente para mantenerse saludable, sin obsesionarse con este hábito.

La recuperación y rehabilitación de la adicción a ejercicios físicos

El ejercicio es algo importante para la salud. La persona que es una adicta al ejercicio necesita aprender cómo cambiar su comportamiento y limitar su nivel de actividad física a niveles moderados. Empezando una terapia para este trastorno obsesivo-compulsivo y con el asesoramiento de un psiquiatra se puede hacer frente a la necesidad de ejercer en exceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.