Acusticofobia.

¿Qué es la acusticofobia?

La acusticofobia se conoce en el mundo de la ciencia y psicología como el temor hacia el ruido o hacia el sonido. Los miedos que emergen ante la presencia del ruido se caracterizan por ser exagerados y en ocasiones se conocen por ser irracionales.

Quienes presentan este trastorno, a menudo experimentan temor ante su propia voz y pavor por hablar alto.

Otras personas que suelen presentar fonofobia son aquellos que padecen de tartamudez, y temen, por lo tanto, hablar en público.

Quienes padecen de miedo a los sonidos, suelen experimentar temor ante ciertos ruidos que ellos asocian con “algo malo” y por lo tanto suelen presentar una hipersensibilidad a los mismos y escucharlos más alto de lo que verdaderamente suenan.

Síntomas

Tal y como sucede con otras fobias, los signos y los síntomas que se presentan incluyen diferentes reacciones fisiológicas, como son:

latidos cardíacos rápidos

dificultad para respirar

presencia de temblores

ansiedad

pánico

terror

miedo intenso

El que padece de acusticofobia puede llegar a experimentar los síntomas antes señalados ante la presencia de una fuente de ruido, ya sea en la calle, en un auditorio, o incluso en la televisión. En otros casos, un tanto más avanzados, la persona puede llegar a sentirse ansiosa ante la simple idea de que estará ante una fuente de ruido.

Causas

Al igual que en otros tipos de fobias las causas pueden deberse a la presencia de un acontecimiento traumático que en el pasado marcó la vida de quien padece la fobia, donde el ruido o el exceso de ruido estuvo presente, es de mencionar que el acontecimiento traumático pudo haber sido experimentado directamente por el acusticofóbico, o bien pudo haber sido de manera indirecta. La causa es generada en la mente, y se asocia con los llamados mecanismos de protección, donde los incidentes anteriores de sonidos o ruidos son enlazados al momento presente, y es cuando los sucesos pasados se refrescan en la mente de la persona, lo que da por resultado la presencia de los síntomas ya mencionados.

Tratamiento

El tratamiento de la acusticofobia inicia con una terapia psicológica, el psicoterapeuta es la persona más indicada para desarrollar una terapia donde sea posible encontrar la raíz del miedo, y para señalar el correcto tratamiento. La Terapia Cognitivo Conductual ha demostrado ser eficaz para ésta fobia, asimismo la Terapia de Exposición.

Cabe señalar que se aconsejan las técnicas de relajación y guiar al paciente para entrenar la mente a ser positiva ante los estímulos que desencadenan la fobia. La duración de la terapia dependerá siempre de la gravedad de la fobia, así como del compromiso y de la voluntad del paciente para superarla. Los medicamentos no son recomendables, salvo en casos excepcionales cuando el nivel de la fobia y es muy grave y los ataques de ansiedad son más fuertes y duraderos, sin embargo, siempre se recetarán bajo una estricta supervisión médica como complemento para la terapia psicológica.

Autor entrada: Sabiens